Decisiones

Estas aquí, cargando con tus victorias y tus aprendizajes, con tu falta de amor y tus ganas de amar. Estas aquí, en ese momento que nos llega a todos, cuando cuestionas tus decisiones pasadas y no estás seguro de lo que quieres en el futuro.

-Llega un momento donde tu camino se divide, para seguir debes escoger uno de los dos nuevos caminos-

No poder decidir hacia donde ir, sentir que tu vida depende de ‘tomar la decisión correcta’ y que sea cual sea el camino vas a perder cosas valiosas, es desesperante. ¿Cómo sería tu vida de un lado o del otro? ¿Qué pierdes? ¿Qué ganas? ¿Hay decisiones correctas?

Por un lado, el amor de mi vida, la persona que me estremecía con tan solo mirarme, quien sacaba los sentimientos más intensos, quien me llevaba del cielo al infierno en segundos.

Por otro lado. El otro amor de mi vida, o eso creía yo, la persona que me llenaba de calma y seguridad, quien me hacía sentir en casa. La de siempre.

¿Cómo decidir? Si un lado es todo mente y el otro lado es todo corazón.  Amarlas a las dos ha sido confusión, ansiedad y mentiras… sobre todo mentiras. No se puede amar a dos, amor a medias no es amor, pero las necesito en mi vida, cada una me da lo que a la otra le falta. Y yo en el medio, egoísta y orgulloso sigo hiriéndolas porque no sé estar solo.

He tratado de decidir, de dejar a alguna de las dos. Quise fundirme en el fuego y la euforia, en lo nuevo, dejar atrás el pasado lleno de rutina y monotonía… pero ella es una luz que te ciega, pierdes el control por eso preferí perderla a ella.

Y volver a la seguridad del pasado, a la paz de su pecho, a las dudas de siempre, ¿cómo puedo amarla si añoro aquel fuego? Pero en el fuego extraño la calma.

Me quedo con mi viejo amor. Seguridad. Hasta que consiga el valor de dejarla también a ella, hasta que mis ganas de libertad sean más que el miedo a la soledad, hasta que el amor me diga que esto nunca ha sido amor… o hasta que ella decida dejarme y hacerme el trabajo más fácil, supongo que sería más fácil.

Es que cuando el amor, como el camino, se divide, la mejor decisión es irse e inventar un nuevo amor y un nuevo camino.

—-

La historia es de un chico, enamorado de dos mujeres. Tiene que tomar la decisión de quedarse con alguna de las dos porque les hace mucho daño, ellas saben que lo comparten.

Decide quedarse con su novia de toda la vida pero sufre imaginando cómo sería su vida con su otro amor. La chica de fuego lo ha dejado, él espera que su viejo amor también lo deje porque él no tiene el valor de decidir. Estar solo sería liberarse.

 

-Se tiene que seguir al corazón sin dejar la mente.-

 

Laura Barrera Iglio

 

Ilustración por Oriana Velez

También Te Podría Gustar