Hogar

En cada reencuentro me convenzo más, que hogar no es un sitio, son personas.

 

Allí donde no tienes que explicar demasiado las cosas. Donde te abrazan justo antes de que revientes a llorar. Donde las risas son sinceras. Donde siempre hay algo de qué hablar.

 

El corazón late tranquilo porque está recibiendo e irradiando amor, sin forzarlo ni planearlo. Solo hay amor. Sin preocuparnos por el qué dirán, ni mucho menos fingir. Allí, somos nosotros mismos, plenamente. Nadie nos juzga ni nos lastima. No hay dudas, solo cariño.

Es como si después de estar luchando, con la presión en los hombros y el cansancio en los pies, puedes tumbarte en el sofá cerrando los ojos. Llegar a casa es soltar el peso y, al fin, descansar.

En otros lugares también se descansa, sí, pero no se duerme igual. Cuando estas en casa, el simple hecho de sentir que formas parte de ese lugar te lleva a un estado de relajación emocional que difícilmente puedas sentir en otra parte. Nada sabe igual al desayuno de la abuela, por ejemplo. No importa cuánto mundo hayas recorrido, no hay nada como volver a conectar con tus raíces.

 

Si aún sigues pensando que hogar también puede ser un lugar, imagínate volver a la casa en la que creciste y que tu familia no esté allí… O volver al colegio pero que no haya rastro de tus amigos de la infancia.

Volver a ese lugar y que no estén las personas, no sería hogar. Sería tan solo la visita a uno de los escenarios donde fuiste feliz. El dolor aumentaría porque entonces te darías cuenta que lo único que cuenta es poder abrazar a quienes quieres.

Hogar son esos momentos que morirías por repetir. Incluso las peleas con los que ya no están. Las navidades con tu familia. Las tardes de confesiones con tus amigas que terminaban en lágrimas y luego fiestas. Hogar también son esos recuerdos.

 

Hogar es todo eso que llevas dentro, tus orígenes, tus anhelos. El hogar solo está completo cuando estás con ellos sí, pero también cuando estás contigo. Cuídate, ámate. La realidad es que tú también eres tu hogar.

 

Laura Barrera Iglio

 

 

También Te Podría Gustar