Caja de pandora

Déjame aquí, dentro de mi caja de pandora. Encerrada. Inmóvil. Porque si me muevo, haré real este momento. No quiero.     Nos encanta adornar la realidad, tal vez para no enfrentarla. Como si al paralizarnos se hiciera menos real el dolor o la alegría. Queremos alargar los momentos felices y escapar de la tristeza… idílicamente lo queremos, evidentemente nunca…

Read More...