Huyendo

Fue como cualquier otro miércoles, luego de una pelea como cualquier otra, cuando de repente todo cambió. El ritmo cardíaco se aceleró, mareos, falta de aire con unos nervios incontrolables, 20 minutos después todo se calmó. Se repitieron estos episodios de cuando en cuando pero ella prefería no contar lo que le pasaba ‘todo estaba bajo control’. Huye de sus…

Read More...